Ve siempre impecable: la escort debe ir siempre impecable, manicura y pedicura hecha preferiblemente francesa y en la medida adecuada, con la forma estándar ni muy cuadraras ni muy puntiagudas. el pelo lavado del día, bien peinado, suelto o con un bonito recogido, pero perfectamente peinado suave y con olor a limpio. el cuerpo siempre recién duchado, hidratado y depilado (recomendación con depilación laser). no utilizar perfumes, dejan huella y son de gustos muy personales. maquillaje neutro, jamás abusar del maquillaje, manchan y no son naturales, optar siempre por un maquillaje nude, especialmente en los labios. utilizar siempre un vestuario adecuado a la hora, discreto, femenino y natural.

Jamás utilices plataformas o zapatos con plataforma, ni que sean de marca, son muy vulgares. no excederse con los complementos, llaman la atención y te los puedes olvidar. siempre buscar la discreción y naturalidad para ser discreta, salvo que el cliente pida expresamente lo contrario.

Créate un personaje: jamás desveles tu persona, créate un personaje con puntos en común a tu vida personal, pero con otros distintos. cámbiate de nombre. cambia el lugar de procedencia, descripción, formación, eso si, por cosas en las que puedas tener una conversación. créate un personaje y utilízalo siempre, no lo cambies, es muy fácil olvidar qué has dicho a uno y a otro y si te repiten queda muy mal que vean que has mentido.

Hazte controles regulares: hazte controles de salud regularmente, la salud es indispensable tanto para ti como para tus clientes.
lleva siempre un kit: la buena escort debe ir siempre bien preparada, preservativos, lubricantes, juguetes, aceites, velas, música, .. elementos que hagan de ese rato un momento especial e irrepetible, y que el cliente tenga ganas de alargar o repetir.
se siempre puntual: siempre hay que ser puntual, el tiempo del cliente es oro y hay que respetarlo. si se llega tarde se compensa con el doble de tiempo que te has retrasado.

Jamás preguntes: nunca debes hacer preguntas personales ni profesionales al cliente.

Ten actitud positiva: una sonrisa vale más que mil palabras. siempre mostrar una actitud positiva, escuchar al cliente, ser agradable, siempre de una forma natural, cómoda.

Sé un poco psicóloga: la buena escort mira, observa, escucha. cada cliente es un mundo y tiene sus necesidades, deseos y gustos. tienes que intentar adivinar con la sutileza qué le gusta, que desea, qué necesita. hay que dejar llevar las riendas, pero si ves que es tímido y no sabe, intenta llevarlas tú al momento. ten una actitud proactiva y hazlo tu cómplice….

Sé su novia por unos momentos: los clientes esperan de una escort un comportamiento de novia apasionada: besar, caricias, mimos, que le escuches, que sonrías, detalles, pasión, momentos de sexo dulce y más apasionado, todo lo que no tienen en casa que con los años se ha perdido por la monotonía.

Sé educada: pide sutilmente la donación al principio, con educación y dulzura. discretamente cuéntalo y lo guardas bien escondido. ten en cuenta que puede ser un momento violento e incómodo para el cliente, sácalo de en medio tan pronto sea posible y siempre al principio. tomate una copa primero o ten una conversación de cortesía y después, si no te lo da él, se lo pides con dulzura, naturalidad y sutileza.

Invierte en unas fotografías bonitas: las fotografías son tu escaparate, utiliza siempre fotos reales, con un estilismo elegante, bonito, poco recargado y muy neutro, para que sea del agrado de todos los clientes posibles.
sé la mejor en lo que haces: intenta ser la más completa en lo que hagas. infórmate de las cosas, cómo se hacen, novedades, trucos, intenta hacerlo todo o sino que lo parezca. eres una profesional, no puedes no hacer la mitad de las cosas, ayúdate de elementos como geles, lubricantes, aceites.al final el poder de lo físico está en la mente.

Jamás des tus datos personales: la discreción y la honestidad son tan importantes como la confidencialidad.

Márcate un objetivo: no trabajes en esto como un modo de vida, márcate un objetivo y cuando lo cumplas, déjalo. esto no es de por vida, aprovecha el tiempo que lo hagas y aprovéchalo bien.

Asesórate por un buen gestor: confía en un buen gestor que te aconseje como llevar tu contabilidad.
no te relaciones con otras escorts: tu vida es tu vida, tu entorno, tu familia, tus amigos. no te vincules a otras personas de este mundo, nunca sabes cómo puedes acabar con estas personas. la envidia es muy mala y pueden crearte muchos problemas…
no te vincules a ningún cliente: ten claro dónde estás para qué estás y con quién estás. las palabras se las lleva el viento, las promesas se hacen y se rompen. siempre te lo pueden echar en cara, no te merece la pena. conserva tu privacidad y tu vida. confía solo en ti, después en ti y por último en ti.

El móvil siempre apagado y tu tiempo siempre es para él.