He leído ésta semana que Barcelona tendrá el primer burdel del mundo con muñecas sexuales. Habrá cuatro muñecas para que los huéspedes elijan (todos los visitantes tienen que compartir cuatro muñecas? ufff!!!) Y pagarán 100 euros por hora por una sesión con una de las cuatro muñecas de goma pechugonas. Podrás conocer a la rubia Kati, a la asiática Lili, a Leiza de piel oscura y a la modelo japonesa de anime Aki en el establecimiento, o hacer reserva para que la muñeca te visite en tu hotel o apartamento…que nos queda por ver?

Si bien esto puede atraer a algunos muchachos o maduritos que realmente no disfrutan de la compañía de una mujer de la vida real, no podemos imaginar que esto suceda de manera significativa con la mayoría de los hombres…no? Nuestros clientes nos dicen que quieren conocer a una escort no solo por el lado físico de las cosas, sino también para disfrutar de conversaciones interesantes, momentos tiernos o simplemente solo compañerismo humano en general. Y es que a medida que la ciencia avanza ofrece un futuro de lo más inverosímil…hasta con robots…solo espero que siempre tengamos el conocimiento de que estamos tratando con algo que no es humano.

Una reunión con una verdadera escort humana real de una reputada agencia de escorts en Valencia seguramente siempre ofrecerá el tipo de momentos emocionantes e incluso impredecibles que experimentamos todos los días al conocer a una persona nueva. Hay algo muy refrescante y placentero que nos puede atraer y satisfacer al conocer a alguien nuevo, descubrir sus experiencias, lo que los motiva, lo que les gusta y lo que no les gusta. ¿Cómo puede un robot, por bien programado que esté, ofrecer una historia de fondo que pueda intrigarnos?

Conocer a una escort o puta es siempre emocionante, porque aunque cada una de nuestras chicas intenta asegurarse de pasar un buen rato, también intenta pasar un buen rato contigo. Y esto, creemos, es lo que hace mejores los encuentros con escorts. Dos personas se encuentran y comparten un momento en el tiempo donde sus sentidos se intensifican y cada segundo es saboreado por ambas partes.

Así que mientras esperamos el éxito o el fracaso de este establecimiento de muñecas sexuales con interés, no vemos ningún fin a la demanda de escorts de carne y hueso, ya sea en Valencia o en cualquier lugar donde los hombres de sangre roja quieran disfrutar de la compañía de mujeres de sangre roja…