Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Aceptar

+ info

BLOG

ULTIMAS NOTICIAS

Posturas haciendo sexo en el coche

Posturas haciendo sexo en el coche

1.Copiloto extasiado

Esta clásica postura es una de las más habituales dentro de un coche. Lo primero, ganar espacio: echa hacia atrás todo lo que se pueda el asiento del conductor y reclínalo hacia atrás hasta donde te deje. Ella, recostada sobre el asiento y con los pies apoyados en el salpicadero; él, entre el espacio que permitan las piernas de ella. En esta postura hay cabida para coito o sexo oral para ella, eso ya depende de vuestra imaginación.

2. Detrás y con misterio

Los asientos traseros también nos ofrecen múltiples posibilidades. Antes de nada: echa hacia adelante los asientos delanteros. Una vez tengáis el mayor espacio posible, él se sienta en el medio mientras ella se sienta sobre él, de espaldas y apoyándose con las manos en los asientos delanteros.

3. Atados, para los más traviesos

Se puede hacer uso de lo que tenemos a mano para que suba la temperatura. Y qué mejor que utilizar los cinturones de seguridad a modo de esposas atadas en el cabecero. Él, sentado en los asientos traseros y con las manos atadas con los dos cinturones de dichas plazas. Y ella encima, con las rodillas sobre los asientos. También se puede hacer a la inversa, ella atada y con las piernas abiertas apoyándose en los asientos delanteros, mientras que él está en medio y arrodillado.

4. Posición de loto

Esta postura se puede hacer perfectamente dentro del coche y es muy placentera para ellas. Debéis echar el asiento delantero hacia atrás y él se coloca en posición de loto, mientras que ella se sienta en su regazo: al conseguir mayor ficción, el orgasmo femenino se puede alcanzar con mayor facilidad.

5. Cara a cara

El conocido popularmente como misionero también se puede hacer dentro de un automóvil. Eso sí, tiene que ser bastante amplio y ambos debéis estar bastante delgados. Los asientos traseros, si te tumbas en modo transversal, vienen a ser lo mismo que una cama. Será el menos atrevido, pero también puede ser uno de los más efectivos.

6. El capó también vale

Siempre que sea en un sitio apartado donde tu intimidad está asegurada, el capó puede ser un lugar ideal para tener sexo. La falta de limitación de espacio que tienes dentro del habitáculo desaparece en el capó, donde podéis disfrutar de un buen puñado de posibilidades: ella tumbada sobre el capó, él tumbado sobre el capó, ella sentada y él de pie, los dos de pie…